Visitas

Seguidores

sábado, 26 de mayo de 2018

El rostro del internauta



Páginas vistas hoy
 1.137
Páginas vistas ayer
846
Hasta hoy                658.650

EntradaPáginas vistas
España
232557
Estados Unidos
199482
Alemania
58046
Rusia
24862
México
18012
Francia
11410
Colombia
10957
Argentina
9333
Ucrania
6978
Italia
2627
Mozart: C. piano nº 21



Ante algunos comentarios y correos recibidos creo oportuno decir:
     Escribo en un blog, aunque muchos accedan a él desde Facebook (con lo cual no todos saben que se incluyen audios y vídeos). 
     Si yo escribiera solo tontorronerías -que también tontorroneo- debería preguntarme si son ellas las que han hecho que este blog lleve más de 650.000 visitas y, por tanto, si es que los internautas son tontorroneros. 
     No lo creo. Prefiero considerar que dichos internautas se interesan por muchas cuestiones serias, metafísicas, literarias, artísticas ... que son, salvo excepciones, las que trato; también están atentos al humorístico sesgo que incluyo de vez en cuando. Por lo tanto, internet es un reflejo del mundo y también lo mueve: es, para bien y mal, su consecuencia y también su causa. Porque es cierto que el homo sapiens necesita descansar de sus seriedades satisfaciendo lo que el homo ludens le reclama: sonrisas.
     Es decir: que el intenauta se interesa por todo aquello que constituye el meollo de la existencia; pero, como es sensato, también desea descargar la angustia existencial, mucha o poca, que acosa a todo aquel que permanece vivo contra la muerte: y al "dolorido sentir" de Garcilaso opone el obstinado reír de Quevedo. Ese es el rostro del internauta: la voluntad hímnica a pesar de una elegíaca existencia. No es gratuita la primera palabra del título del blog: Mientras mi vida fluye hacia la muerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario