Visitas

Seguidores

sábado, 26 de noviembre de 2022

La Muerte de la Amada.


La Muerte de la Amada





Maravillas de la pluma

 

Para saber si es un mal poema:

Pregúntate si te está descubriendo algo del mundo, o de ti mismo, o de tu mundo.

Ejemplo consuetudinario -de cuyo autor no quiero acordarme- de poesía ultimísima:

Periplo amorítimo

En la barra del bar
he aparcado la pluma.
Prefiero estar contigo
debajo de la mesa.

viernes, 25 de noviembre de 2022

El abrazo de Azula.



Azula siempre quiso saber por qué se llamaba Azula, que no era su nombre, sino aquel con el que la había bautizado un amoroso arzobispo al contemplar el marítimo destello de sus ojos. 
     Como digo, Azula siempre quiso saber por qué el cielo se parecía a ella, pues eso era lo que le decía su enamorado, al que desdeñaba porque no acababa de creerse lo de que, cuando se casasen, dejarían de ser pobres: decía ella que, al embarazarse y dar a luz, en vez de tener gemelos tendría dos millones de euros, a repartir. 
      Le gustaba perseguir luciérnagas, violetas, estrellas... y un día atrapó un sueño y despertó en la isla de la Felicidad.
     Otro día, cual valiente caperucita, fue al bosque que tanto amaba a conversar con el lobo, su antiguo novio. Había decidido morderle, vampirizarlo y salvar a su perrita Lula, violada por el tal lobuno, que ya había sumido en la melancolía a la abuelita fiel.
     Cenicienta, que pasaba por allí en busca de un buen príncipe, no se lo podía creer y se salió de este cuento, al que no había sido invitada. Otro tanto le ocurrió a la Bella Durmiente, que se marchó a roncar a otro lugar rupestre sin despedirse de Azula.
     Entre tanto, el narrador de esta aventura indiguente, fulgente y renuente miró al horizoncente disimulando para que no le silbasen por no saber contar ni siquiera un cuentecillo extremaunciónico, y se disfrazó de poeta arborífero grabando en los troncos estos versos trapecios:
                               "Si quieres que te ame           Azula,
                                 enamórate de Lula".

miércoles, 23 de noviembre de 2022

Emilio Varela (2) - El mar introspectivo

El desaliento 

…no sé pintar ya, ni sabré pintar nunca…

mi vida no tiene razón de ser en este mundo… 

                            (Emilio Varela)


Torrentes de errabundas soledades

desembocando en ensimismamientos

y amarga introspección me conducían

a odiar la vida y querenciar pinturas

para que mi existencia perdurase 

en un arte inmortal. Pero fié 

más en el juicio ajeno que en el mío 

y la desolación me poseyó.

Quería honrar el mar, aunque mi muerte

fue una caricatura, como un salto 

a un charco diminuto. También Schumann 

se arrojó al Rhin y fue salvado por

unos barqueros que desconocían

que vivir es a veces un infierno. 

Ellos no comprendían, no veían 

mis íntimos dibujos, mi retrato,

no escuchaban mi música interior:

Me llaman los suicidas del pasado, 

la leyenda del sueño inconseguible: 

el creador que no crea es un cadáver;

quiero que el mar posea mi destino.

Lego al mar mi fracaso.




Ver


martes, 22 de noviembre de 2022

Pulsar...

 PULSAR EL ENLACE DESEADO:

PULSAR EN [6 resultados]
  de 1

Diario de Ana Frank

 https://youtu.be/b3L9KHglo80