Visitas

Seguidores

martes, 21 de agosto de 2018

La palabra elocuente.


Marcello: Adagio oboe

Si tomamos un texto y tachamos cuanto no importa por coyuntural o seudoliterario quedará reducido a unas pocas palabras elocuentes que siguen descubriendo, consolando, abriendo ojos, troquelando emociones, tejiendo pensamientos. 
¿No es posible que el autor se autoimponga ese ejercicio? 
Cuántos poetas ganarían si publicasen poemas y no libros.




lunes, 20 de agosto de 2018

Desventuras



Grieg: Canción de Solveig


Toda aventura artística -y vital- es un viaje cuyo destino es el de insertar un renovado equilibrio en la tradición. 
Lo demás son desventuras seudoartísticas.

domingo, 19 de agosto de 2018

Cine. Minnelli: Dos semanas en otra ciudad



Otro de los grandes melodramas de Minnelli.
Un actor problemático vuelve a encontrarse con su ex-esposa mientras intenta rehacer su vida cinematográfica.

sábado, 18 de agosto de 2018

El abrazo real

Katchaturiam: Adagio

Capítulo Primero:

Nunca digas: 
- Como te quiero tanto, te querré siempre. 
Porque el amor puede ser perdurable, pero no imperecedero; y acaba mal, si se le fuerza a no acabar. Di, mejor: 
- Quiero vivir contigo siempre, pase lo que pase; y para lograrlo haré lo que más une a dos personas, que es quererse cada día; miraré constantemente tus virtudes para que te sientas tan hermosa y digna que no desees afearte con ningún error o defecto; y con ese cariño cotidiano jamás desearé que acabe nuestra convivencia.
.........
Capítulo Final:

Nunca digas: 
- Como te quiero tanto, te querré siempre. 
Porque el amor puede ser perdurable, pero no imperecedero; y acaba mal, si se le fuerza a no acabar. Di, mejor: 
- Quiero vivir contigo siempre, pase lo que pase; y para lograrlo haré lo que más une a dos personas, que es quererse cada día; miraré constantemente tus virtudes para que te sientas tan orgulloso y digno que no desees afearte con ningún error o defecto; y con ese cariño cotidiano jamás desearé que acabe nuestra convivencia.
Ir a

El abrazo amoroso




jueves, 16 de agosto de 2018

Música ensimismada


Bach: El clave bien temperado

Bach: El arte de la fuga

Bach: Variaciones Golberg

¿Música para todos? 
He aquí al irrepetible Glen Gould entrañado en El clave bien temperado, El arte de la fuga y las Variaciones Golberg, ajeno en su ejecución al mismo Bach (cuatro superordenadores se necesitarían hoy para hilvanar el tejido sonoro de estas obras), al auditorio y al propio canturreo que no puede evitar mientras exorciza el teclado y su cuerpo para que su éxtasis tal vez estrafalario materialice en sus manos la música, la música, la música... 

Una adaptación para cuarteto de cuerda



miércoles, 15 de agosto de 2018