Visitas

Seguidores

miércoles, 28 de febrero de 2018

A. Gracia en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Antonio Gracia


Imagen de Antonio Gracias extraída del vídeo de la entrevista
La poesía de Antonio Gracia se dispone en dos tramos cronológicos conectados por un espacio de silencio creativo y maceración espiritual. Sus primeras obras son, como el buitre de Prometeo, máquinas de triturar y de torturar, instrumentos de una tarea cognoscitiva tras la que todas las seguridades quedan con las raíces al aire. Unos años más tarde el poeta emerge, sin armas ni bagajes, entregado a la conciliación y a la consolación. 
En este espacio dedicado al poeta Antonio Gracia podemos consultar diversos materiales sobre el autor como la semblanza críticabibliografía y una selección de textos de su antología poética. La página incluye, también, una videoteca con una entrevista al autor y un recital.
«Igual que el viento acaba royendo las aristas
del templo griego, o el mar sus arrecifes,
así el tiempo destruye la memoria.
Pues el recuerdo es solo decir: "he regresado",
pero el lugar no existe».
Antonio Gracia


La poesía de Antonio Gracia se dispone en dos tramos cronológicos conectados por un espacio de silencio creativo y maceración espiritual. Sus primeras obras son, como el buitre de Prometeo, máquinas de triturar y de torturar, instrumentos de una tarea cognoscitiva tras la que todas las seguridades quedan con las raíces al aire. Unos años más tarde el poeta emerge, sin armas ni bagajes, entregado a la conciliación y a la consolación. 
En este espacio dedicado al poeta Antonio Gracia podemos consultar diversos materiales sobre el autor como (Pulsar para visualizarlosla semblanza críticabibliografía y una selección de textos de su antología poética. La página incluye, también, una videoteca con una entrevista al autor y un recital.


martes, 27 de febrero de 2018

La bienquerencia.


Rachmaninov: Variación nº 18 sobre un tema de paganini

En el mundo hay manipuladores y manipulados porque todos somos elásticos y maleables. Y es buena esa condición de nuestra conducta, y aun de nuestro carácter. Lo malo es cuando una frágil personalidad se deja extorsionar por el manipulador: entonces tememos que quien desea aconsejarnos para bien también nos quiera hacer esclavos de su manipulación.  
     Las cosas no ocurren en el mundo: suceden en nuestra mente: son como las percibimos. Si quien amó mucho sufrió igualmente mucho, se negará a amar de nuevo y dirá que todos los hombres, o mujeres, son igualmente detestables. Por el contrario, quien fue feliz amando sentirá que todos los seres humanos son maravillosos. Naturalmente, ni una ni otra cosa son ciertas: hay buena y mala gente, y toda buenamente o malamente egoísta. 
     El egoísmo tiene mala prensa porque conlleva el desinterés por los demás. Pero si todos fuésemos buenamente egoístas querríamos lo mejor para nosotros y, por lo tanto, para todos: porque, en buena medida, cada uno somos lo que piensan de nosotros, y nadie en su sano juicio quiere ser malquerido; de modo que todos daríamos lo mejor de nosotros mismos para que, siguiendo el impulso de reciprocidad, cuanto recibiésemos fuese lo mejor.

jueves, 22 de febrero de 2018

Libros, autores, lectores


Un buen libro no es el que triunfa en su tiempo, sino el que lo trasciende.

Un gran autor no es el que escribe pensando en el triunfo, sino en su aportación al ser humano.

Un buen lector no es el que lee muchos libros, sino el que aprende a detectar los malos para abandonarlos y escoger los buenos.

miércoles, 21 de febrero de 2018

6 años, 33 días

Liszt: Libestraum, 3


Seis años y treintraytrés días cumple este blog. Nació azarosamente, y no contaba sino 24 horas cuando empezó a andar, titubeante y sorprendido de que le prestasen atención seres lejanos y desconocidos.
     Y aquí sigue, caminando día tras día, recogiendo la lluvia que se derrama de mi pluma, o mi teclado, sin orden y con bastante desconcierto. Ya es como un diario sin forma de diario en el que me confieso abierta o encubiertamente, vistiéndome de verso, prosa, llanto y risa, para que los fantasmas se disipen. Además: muchas veces he dicho que algo hay que hacer mientras la vida fluye hacia la muerte.
     Me sirve, tal vez, como al deportista: para quemar las toxinas que de otra manera arderían conmigo, dentro de mí, y me convertirían en una antorcha viva y una muerte sin fin. Ojalá ese fuego sirva, al menos, para dar algo de luz a quienes de vez en cuando se asoman a estas páginas desganadas pero que aún no puedo abandonar. Me han servido, además, para unir la música, la imagen, la palabra, en un todo de origen sinestésico, como si mi sueño de ser Wagner o Scriabin se acercase a su materialización y acariciara la obra total. 
     Algún día tal vez sienta que he escrito una entrada que me parezca digna y en la que encuentre al menos una breve respuesta que me dé algún sosiego. Entonces podré colgar la pluma como hizo Cide Hamete: sabiendo que todo está consumado. 
     ¿Qué será de mí entonces, si solo soy mi pluma?

martes, 20 de febrero de 2018

Portavozas


Fanny y Félix Mendelshon: Cuarteto



Falta de talento y perspectiva muestra quien mantiene el machismo o lo sustituye por un feminismo. Un poco más rucio que el rucio de Sancho Panza es quien niega la igualdad de hombres y mujeres ante los derechos y deberes. Pero también escasa inteligencia manifiestan quienes consideran que cualquier fin justifica cualquier medio. 
     Las circunstancias suelen ocultar las esencias y desvalijarlas de su sustancial contenido. Claro está que el lenguaje es depositario de lo que piensa una sociedad o uno de sus miembros. Pero antes que hombres y mujeres somos personas, y debemos serlo con sensatez. 
     Por eso me parece insensato, por ejemplo, decir todos y todas, puesto que la lengua, y el pensamiento, incluye a todos en "todos", aunque se pretenda que excluye a todas. Si hay que lavar el lenguaje para descontaminarlo de sus atavismos y ríos subterráneos, sexismos y contrasexismos, que no sea reduplicando los contenidos, cosa contraria al principio de economía verbal. No me importa que sea "todas" la palabra que incluye a todos. Sin embargo, no me suena muy bien peatona, por ejemplo. Tampoco mujeras y hombros, que es adonde quieren llevar el idioma -o el idiomo- algunos criterios y criterias deslumbrantes y deslumbrantas. No es eso lo que pretendieron Mary Wollstonecraf ni Simone de Beauvoir, por ejemplo, ni, tampoco, cuantas han luchado por los derechos humanos de todos los humanos, sea cual sea su condición. 
     El hombre, en su carrera histórica, se ha enfrentado a demasiados monstruos ideológicos; y los ha vencido. Ahora la mujer vencerá los prejuicios de algunos hombres, monstruosos en sus contumacias.
     En la película "Mi querida señor juez", Jill Clayburgh, cuestionada como válida para formar parte del Tribunal Supremo americano, dice que "ovular no impide pensar". Y eso es todo lo que se necesita: ser capaces de estructurar lúcidos pensamientos que nos lleven a la conclusión de que no es necesario hablar de hombras y mujeros para calificar, por  poner un ejemplo, a quienes cambian de sexo.
     Seamos más juiciosos y juiciosas y adoptemos o adoptemas el género epiceno o la génera epicena inventando palabras y palabros que sustituyan o sustituyon las y los que ya existen y existoncian. 
     O evitemos caer en ese absurdo y mentalicémonos: los sexistas ya no tienen cabida en este mundo: así que ¿para qué tener en cuenta sus macarronismos? 
Leer en el periódico:

viernes, 16 de febrero de 2018

Hawks: Tener y no tener



Bogart y Bacall en su primera película, con Hawks, Faulkner y una débil novela de Hemingway mejorada por guión, director y  actores.

jueves, 15 de febrero de 2018

La Tontiferia

Biblioteca Virtual Cervantes

Quisiera yo saber por qué existen mentes tan obtusas que denuncian o prohíben palabras que nada tienen de denunciables ni de prohibibles.
     ¿No saben esas mentes hitlerianas e inquisitoriales que una opinión no es más que una manera de mirar el mundo y no una imposición para que así la vean los demás?
     Tal vez con estas líneas me esté ganando nuevas prohibiciones; pero ¿quién soportará a los tontíferos sin, al menos, decirles que son necios y administradores de la necedad?
     Dígaseme (puesto que desde aquí sí puede accederse a ella y abrirse) qué contiene la página siguiente para ser castigada:


Defiéndame el amor contra la vida



miércoles, 14 de febrero de 2018

Defiéndame el amor contra la vida



El corazón rusiente de la lírica

Sé que es verdad que todo, al fin, se acaba

y ni siquiera ha de quedar el verbo
que trata de salvar cuanto ha existido.
Esta mañana azul, con sus paisajes
penetrando en mis ojos, morirá
tragada por la noche, igual de hermosa
que el día que, igualmente, ha de matarla.
En su pugna infinita, sombra y luz
construyen y destruyen la belleza.
Pues tal vez la hermosura de la vida
nace cuando sentimos que la muerte
le concede el fulgor que antes no vimos.
Así este manantial por el que fluyen
las aguas cristalinas va alejándose
de roca en roca hasta llegar al llano,
sin dejar en mi verso su esplendor
ni la nobleza de su mansedumbre;
y así todo transita hacia su fin
y me encamina al mío, aunque yo quiera
quedarme entre los árboles, las fuentes,
la dicha de tu abrazo
y una leve palabra redentora.


lunes, 12 de febrero de 2018

Un arte perdurable.


Strawinsky: Apolo y las musas


El hombre solo puede sobrevivirse prolongando esta vida o creando otra que sea vivida por cuantos van naciendo tras él. Para eso debe construir una obra tan inolvidable que todos la necesiten y la salvaguarden. Quien desea perdurar debe escribir -pintar, componer...- a guerra y muerte contra quienes escriben -pintan, componen...- igualmente para perdurar. Nace lo que bien puedo llamar darwinismo artístico: una lucha por la permanencia -artística: vital- en la que cada autor debe superar a los demás, matar a los que quieren disputarle un lugar en la memoria. 
      El arte es, así, una carrera de relevos en la que solo permanecen los mejores. Y estos, por extraño que parezca, no son los que se dejan llevar por poéticas artísticas, sino los que defienden y avivan la estética y ética humanas: quienes escriben para el hombre, no para el arte. 


viernes, 9 de febrero de 2018

Un poema de Juan Antonio Urbano

Respighi: Los pájaros

GAVIOTAS

Gaviotas, 
gaviotas duermen.
Bajo la luz oscura,
tu nombre.

El peso de tu mirada
decae, 
mueren tus sueños
entre las pestañas
de un párpado gris
de plomo.

La guadaña
de los caminos
guillotina de sonrisas
rompe el hambre 
que alberga
el alma del hombre
y se clava.

La escarcha de la piel
arañazo frío
va haciendo mapas
en los rostros de las noches
sin brillo.
Llueven sonrisas
de color negro.

Suenan flautas dulces
en todos los oídos, 
las moléculas 
en el aire juegan
como latidos,
y la orquesta 
de los pájaros violín
se ilumina de colores.
Las gotas de sudor
se deslizan por las sienes
y los tímpanos 
son cuerdas rotas
de guitarra.

He oído tu corazón
de tren,
los árboles verdean
el camino,
estoy sediento 
de un amanecer
y el sol está bajo mi cama 
escondido.
El tren sigue su rumbo
por la estepa
y se pierde 
entre la niebla del camino.

Gaviotas,
gaviotas vuelven.
Bajo la luz dorada,
tu nombre
sonriente.

jueves, 8 de febrero de 2018

Laconismos 746 - 755


Welista: Despojamiento lacónico

746.- El Arte es -tristemente y cada vez más- solo un joyero con el que la muchedumbre engalana sus ocios.
***
747.- La Poesía, como el Amor, tiene tantas definiciones porque ninguna consigue definirla más que aproximativamente.
***
748.- Escribir -por muchos plumíferos que haya- no es una profesión, sino la búsqueda y confesión de una identidad.
***
 749.- Si piensas que cada día nace, al menos, un inocente que mantendrá su inocencia durante toda su vida, te será más fácil parecerte a uno de ellos.
***
750.- Nunca serás feliz si piensas que puedes serlo al margen de lo que ocurra a tu alrededor.
***
751.- "La patria del hombre es su infancia", dijo Jean Paul. Y ya se sabe que las patrias no suelen tratar bien a sus hijos hasta que los han matado.
***
 752.- Más noble que dejarse morir por las desdichas es afrontar la condición mortal como un voluntarioso ser humano.
***
753.- Solo ayudará en la eutanasia aquel que considere que dejar de sufrir es la mayor felicidad para quien sufre y que no existe ningún dios que admita el sufrimiento en su creación.
***
754.- Quien no goza el instante nunca gozará la temporalidad: morirá sin saber qué es la existencia. 

***

755.- La genialidad es, sin duda, genética, pero también es fruto de la ingeniería emocional e intelectual que da la experiencia.
***


lunes, 5 de febrero de 2018

Libre, esclavo, necio


Pachelbel: Canon

     Libre es el que escoge, responsablemente, cuanto quiere.
     Esclavo es el que elige solo entre lo que le ofrecen. 

     Necio es el que, aunque no eligiera vivir, por temor a la vida y a la muerte, se empeña en morir.

sábado, 3 de febrero de 2018

Brooks: Semilla de maldad



Hace veinte años mis alumnos no creían que fuera posible lo que ocurría en esas aulas. Hoy parece que la jungla educativa también ha llegado aquí.

jueves, 1 de febrero de 2018

En el mercado del arte.



Justo es que el artista pretenda vivir de su arte. Lo que no parece tan justo es que el artista sea injusto con el Arte prevaricándolo para mercantilizar su obra. 
     No todo artista es capaz de ser fiel a sí mismo como creador, sin perturbar los principios flexibles de la creación artística, y al mismo tiempo contentar a quienes configuran la opinión de las mayorías para hacer accesible su creación al gran público. Que una cosa es el íntimo taller del creador -el laboratorio donde el espíritu hilvana sus ecuaciones pictóricas, musicales, verbales...- y otra la sala de exposiciones, el auditorio o el libro. Pocas veces el autor no entremezcla en su paleta, el pentagrama o la pluma los elementos que considera necesarios para vender cuadros, entradas al concierto o miles de ejemplares. No todos subordinan el afán de éxito al ansia de crear en libertad y equilibrio, aunque esto les suponga el aislamiento y la falta de aplauso. 
     Para eso primero hay que tener conciencia de si se es artista o artesano, consumado maestro o contumaz aprendiz, si se posee exceso de autoestima o feroz autocrítica: conciencia de que vive para crear y no de que crea para vivir de su creación; de que está poseído por la pulsión creativa y no por la de poseer fáciles entusiastas.

     ¿Cuántos consiguen aunar la fidelidad a su arte y la aceptación del público, como Lope o Shakespeare? ¿Cuántos, como Orson Welles, se rigen por el criterio de la creatividad responsable -aunque le supusiera el desdén de los magnates del cine-? ¿Cuántos, ajenos al mercantilismo, ahondan en su espíritu creando, como Van Gogh en su búsqueda introspectiva, un cuadro al día, sabiendo que ese ensimismamiento les hará vender, tal vez, solo un cuadro a lo largo de su vida? Sin embargo, ¡cuánto Avellaneda hay que confunde el valor con el precio y el arte con el éxito de masas, hasta valorar su obra como si fuera un objeto pensado para la subasta universal! Cuando una obra se lanza al público este se convierte en dueño de su interpretación: ¿y ni siquiera va a ser el autor dueño de su creación?
     No se corresponde con la realidad síquica la afirmación de Picasso "Yo no busco, encuentro". Porque para encontrar se necesita saber qué se busca: y eso precisa toda una vida de esfuerzo, indagación y preparación a fin de desechar caminos que ni siquiera son sendas; entonces la mente, obstinada en sortear dilemas y alumbrar la luz, ve la verdad incluso cuando apenas mira. Así es como resulta fácil encontrar fácilmente hasta cuando parece no buscarse.
     El arte no es una profesión elegida sin más ni, tampoco, solo una dedicación. Es intuición y reflexión, sentimiento sometido a la técnica, libertad -sin libertinaje- para concebir la obra y responsabilidad para ejecutarla. Es un producto irracional que la razón purifica. No es un creador auténtico el que se aparta de la tradición con sus innovaciones y experimentalismos, sino el que enriquece con estos la clasicidad y la actualiza: porque la referencia del arte es el hombre en busca de armonía, no la paleta, el cincel, la partitura o la pluma deshumanizados o lúdicos. 

     ¿Alguien cree que los autorretratos de Rembrandt o Van Gogh, y los sucesivos acosos al icónico retrato El grito de Munch, son repeticiones sin más, en vez de esforzadas tentativas de hallar el rostro de una verdad humana, tras apartar las mentiras de los contentadizos artistoides? ¿Alguien cree que la Novena de Beethoven nació espontáneamente y no fue la culminación de 20 años de inspirado trabajo pertinaz, sin dejarse llevar por los relumbrones cacofónicos?
     Créese para el individuo, no para la muchedumbre; para el hombre sintiente, no para el teórico erudito; para el corazón objetivo, no para la razón caprichosa. Para la Historia, no para las modas. Para los Velázquez, Bach, Cervantes, innovadores desde su tiempo para todos los tiempos.