Visitas

Seguidores

viernes, 13 de enero de 2012

Salomé

video


                         Salomé
               
                 Embridada por siete cinturones
                  de castidad que oprimen su lujuria,
                  aprende Salomé a danzar, dejando 
                  entre melismas y arabescos parte 
                  del lascivo furor que la acomete.
                  Su cuerpo de pantera fulge y rasga 
                  el aire. Quien la mira arde en deseos 
                  de ser mordido por tan fiera furia.
                  Pero la danzarina alada quiere
                  abrevar su pasión en el Bautista, 
                  virgen e inmaculado como ella. 
                  Y junto al calabozo baila, brinca 
                  tan alígera y mágica que el hierro 
                  de su obligada honestidad se funde 
                  en siete velos que va desnudándose 
                  mientras el fuego crece entre sus muslos
                  y en los ojos ardientes. Turba el alma 
                  con su cuerpo turbado. Van cayendo 
                  las sedas y enervándose la carne 
                  pletórica de vida. Ya desnuda, 
                  y en la coital vorágine estruendosa, 
                  devora el cuerpo del cautivo, sorbe 
                  su semilla, extasía su esplendor.