Visitas

Seguidores

sábado, 14 de mayo de 2016

Preludio y muerte de Isolda.


Preludio y muerte de Isolda

Transcripción piano de Liszt

Voz: Nillson

Como un creciente orgasmo que no acaba es el Preludio y muerte de Isolda. Crescendos y descrecendos simultaneándose o sucediéndose como una ola que avanza gozosa y desolada al mismo tiempo. No creo que haya un canto igual al amor infinito e imposible.
Hace 203 años nació Wagner, tal vez el más revolucionario de los músicos, y aun de los artistas. Pocas músicas no deben algo al Tristán, o al Anillo del Nibelungo. A la obra concebida como arte total. 
No solo transformó Wagner la música y la escena musical, sino que cambió, dignificándola, la relación entre artista y sociedad: si Haydn fue un siervo de la nobleza y Mozart fracasó en su intento de independizar la inteligencia artística, Wagner llevó a su fin la inicial rebelión de Beethoven, humillando incluso a un rey para que pusiera su reino al servicio del arte.
Disolución de la armonía y la tonalidad (sin la cual no se entenderían DebussyR. StraussBergSchönberg...) para esta "muerte de amor" que va más allá de las escenas transfigurativas creadas por Shakespeare y Goethe en Romeo y Julieta y Werther.