Visitas

Seguidores

domingo, 2 de diciembre de 2012

De la autocompañía



Cuando nos quedamos solos pocas veces podemos decir: mi yo está conmigo.